Inicio > Historias > Por el éter
~ 2015-07-21

Hoy he asistido a una videoconferencia. La primera, jatetú.

Os diré: soy muy de cacharretes. Me encanta la tecnología, y esto de las videoconferencias, que me parecía magia en la niñez, debería ser algo así como un día de fiesta para mí. Pero luego llega la realidad a jodfastidiar nuestros ingenuos sueños infantiles.

En este caso la realidad llamó a la puerta la semana pasada, cuando llamé a los BOfH de mi trabajo para aprender a usar la sala de videoconferencias. Lo que sigue es una transcripción de la llamada:

—Hola buenas, soy Daurmith, de La Biblioteca de Babel. Es que tengo una videoconferencia la semana que viene y querría sab...

—PUTO VOS ESSE MOLESTISSIMOS, QUE MIL ESCORPIONES TE ARRANQUEN LOS OJOS Y SATANÁS TE LLENE EL CRÁNEO DE LAVA, ESCORIA INMUNDA, ¿ACASO EL LODO PODRIDO QUE EN TI PASA POR CEREBRO NO SABE QUE HAY QUE LEER EL MANUAL?

Joer qué susto.

—...Es que dice que si es a un externo os llame a vosotros.

—DEODAMNATUS, SIEMPRE IGUAL. PUES NO SE PUEDE.

—¿El qué?

—NADA. NO SE PUEDE NADA. DESISTE. VUELVE AL POZO DE PUS DEL QUE SALISTE. QUALEM BLENNUM!

Toneladas de azufre y llanto y crujir de dientes después nos aclaramos; es que la sala de videoconferencias se conecta con quien quiere, y con quien no, pues hay otro programita que puede arreglarte la papeleta. Pero claro, ese programita no usa la tecnología de la sala de videoconferencias, sino el micro y el altavoz del portátil. Hoy, tras heroicos esfuerzos, logro conectar el altavoz del portátil a la tele. El resto se queda donde está, pero, mirabile dictu (ay, perdón), conseguimos conectar.

En la pantalla se ve una preciosa y nitidísima imagen de nueve personas sentadas a una mesa y mirando todas a cámara con cara de tortícolis incipiente. Una de ellas abre la boca.

Un segundo después, los altavoces crujen:

—Mnoshmund ilmermgm num ordngs.

Yo digo "¿Hola? ¿Me oís?" con perfecta imbecilidad.

—MNOSHMUD SHRMGRUED JRM LUUG.

—Es que no os oigo muy bien...

—GNAGNAGNAGNAK NMNUN BOM. ¿VOSHMEGNUSH?

Si no miras a la pantalla el desfase imagen/voz no molesta nada. Acercándonos al micro hasta desaparecer de la pantalla o hasta que se ve solo una enorme oreja, y hablando por turnos, conseguimos entendernos más o menos. Cuando la charla se hace generalizada ocurre que la gente se despista un poco y se les olvida a acercarse al micro. Entonces yo me echo atrás en la silla y disfruto del rumor del mar que se oye por los altavoces, apenas roto por algún ruido que suena como "GRUAM" o a veces "FOSHBROLMFGSH".

Al terminar, cada uno ha entendido lo que ha querido de lo que ha dicho el otro y la videoconferencia acaba en un espíritu la mar de amigable. Yo las recomiendo mucho. Relajan.


Comentarios (4)
Enviado por Daurmith el 2015-07-21 a las 17:11


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://daurmith.blogalia.com//trackbacks/75738

Comentarios

1
De: AoiNekp Fecha: 2015-07-21 18:27

Y yo que me quejaba que no oigo bien. Vaya, si es general.

Genial la referencia al BOFH.

Firmado,

Una ex-aspirante a BOFH (fallé en la parte "B", así acabé :S )



2
De: DarkSapiens Fecha: 2015-07-21 20:13

Que me da algo de tanta risa xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

¡Bienvenidos al futuuuroooooooo! :D



3
De: Pintoalgo Fecha: 2015-07-22 15:53

Me hubiera gustado ser testigo de ella, pero creo que ha sido mucho más divertido leerlo. Genial!



4
De: Rigel Fecha: 2015-07-22 17:20

Algún día os daréis cuenta de que era mucho más divertido recibir un "aviso de conferencia" que te citaba en el único locutorio telefónico que había en el pueblo -con su teléfono de baquelita, negro, enorme, pesado- a una hora determinada para establecer una conexión telefónica que habías solicitado con alguien que estab en Sevilla y tres cuartos de hora más tarde, al descolgar el auricular escuchabas la voz profesional y nasal de la telefonista que te decía: -¿Don Fulano?, le pongo Huesca" ¡La tecnología no cambia, sólo nos sorprende con sus infinitas variaciones!



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 107.22.118.242 (aa461185ed)
Comentario

Ir Arriba


La Biblioteca de Babel (Header)

Enlaces

Archivos
Relatos
Cuadros de Adela Calatayud
Correo de Babel

Feed:
RSS

Últimos Comentarios

  • María Del Mar Márquez en La voz de Jeremy Brett
  • Maria diaz gomez en La voz de Jeremy Brett
  • Pablo Vásquez en Zafiro y Acero
  • Anónima en Algo termina, algo comienza
  • Armeris en Algo termina, algo comienza
  • Boromir en Algo termina, algo comienza
  • Moria en Algo termina, algo comienza
  • juncal en Espera (para @Divagacionistas)
  • Bonifacio Álvarez en Espera (para @Divagacionistas)
  • Daurmith en Espera (para @Divagacionistas)
  • Ir a:

    Mi Barrapunto
    STE
    Homo Webensis
    ARP
    El Paraíso de las
    Matemáticas

    Proyecto Gutenberg
    BLOGALIA
    FoldingAtHome
    La Biblioteca de Babel II


    Bitácoras majas:

    Una cuestión personal
    Cuaderno de bitácora
    Taller literario
    Por la boca muere el pez
    Paraphernalia
    Batiburrillo
    Cadenas bien formadas
    El fondo del asunto
    Karl en el País
    de los Mentirosos

    El Paleofreak
    Fa.Brizio.Info
    A Contraluz
    Magonia
    pjorge.com
    Aaiunea
    Uno por uno...
    La Guarida del Dragón
    Círculo Escéptico
    Pharyngula
    Mekatharra
    Casino y Furcias
    xkcd
    Curioso pero Inútil

    ¡Mis listas de los deseos!
    Amazon.com
    Amazon.co.uk

    Blogalia

    Blogalia

    [Comunidad de la Plumilla]

    IBSN: Internet Blog Serial Number 12-02-1809-05