Inicio > Historias > Escenita
~ 2006-08-26

Yo, en el tren, leyendo. El vagón va casi vacío, menos por dos pasajeros con la misma cara de sueño que llevo encima. Uno de ellos murmura bajito para sí, lo que dice queda ahogado por el estrépito del motor. En una zona menos escandalosa del trayecto se aclara un poco su vida interior.

-Nininienanienooo -está cantando, cobrando brío a medida que la musa le sonríe. Yo sigo leyendo, bloqueando la combinación de motor y tarareo.

-Ay lalalailai, con mi rumbita, con mi rumbitaaaaa -dice él, haciendo el bloqueo más difícil. Obviamente ha dado con una veta en su repertorio.

Valencia se desliza ajedrezada de huerta por las ventanillas; es una mañana de luz acero y calor picajoso, con el mar de un profundo color añil. Pasamos por pueblos en los que no nos detenemos, con fachadas multicolores cuyos azulejos destellan a nuestro paso; un gato nos mira insolente desde un murete de hormigón.

-La gente decía que no te daba dinero, y es que todo el dinero que te daba me lo gastaba en tiiiii, ¡huh! ¡Qué bonita la canción! -sigue el cantante, erguido en el asiento y con la expresión animada. Ahora mismo se le oye en todo el vagón y parte del siguiente. Yo hago como que no me entero, pero llevo cinco minutos leyendo la misma frase. Me cuesta no tamborilear en la portada a ritmo con el artista, que se ha levantado y canta con mucho sentimiento:

-Ay lalalalaila, ¡ele qué bonito! Con lo que yo te quierooooo.

Estamos en Fuente de San Luis y nuestro hilo musical particular -joven, alto, levemente desaliñado, y con combinado mochila/bolsa de lona- ya está levantado y está muy atento e ilusionado mirando por la ventanilla de la puerta. Ya ha decidido que lo que el mundo necesita es más música, de modo que ha pasado por unas cuantas piezas del repertorio, y ahora empieza a acompañarse con palmas y solos de batería sobre diferentes partes del vagón. No tiene mala voz.

-Y si yo te doy la lunaaaaaaaaaanananahananainaina -el crescendo es tremendo, y no sin cierta calidad. Buen control de respiración y vibrato, con convicción, terminado en un estremecedor solo de percusión para palmas y tren que debe haber alcanzado el 7.0 en la escala Richter. Instintivamente me parapeto un poco más tras el libro mientras el solista aprovecha la inevitable parada de antes de llegar a la estación para interpretar un medley algo confuso pero muy vibrante de sus canciones favoritas, con variaciones rítmicas.

Finalmente llegamos a la estación, que tiene el aire algo desganado y a medio gas de todas las estaciones un sábado por la mañana de agosto con la operación retorno todavía a distancia segura.

-Con mi rumbita, me voy pa Franciaaaaaaa, con mi rumbitaaaaaaa -canta él como fin de fiesta, entregándose por completo a su arte y levantando ecos en el vagón, que parece oscilar un poco por efecto de las ondas sonoras. Le doy muchos, muchos metros de ventaja y dejo que desaparezca de mi vida, cantando como un juglar feliz y levemente desquiciado.


Comentarios (5)
Enviado por Daurmith el 2006-08-26 a las 21:32


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://daurmith.blogalia.com//trackbacks/42476

Comentarios

1
De: Devil's Advocate Fecha: 2006-08-26 22:19

Y entonces se hizo el silencio. Y vio Daurmith que era bueno. Y pudo leer.

En mi línea de bus hay un tenor que se dedica a radiar las paradas, a ritmo de rumba. Ni que decir que es muy apreciado en el barrio.



2
De: Algernon Fecha: 2006-08-26 23:08

Pero a la gente así, en Ankh-Morpork, ¿no le tenían reservado un pozo lleno de escorpiones?



3
De: Rigel Fecha: 2006-08-27 11:46

Algún Dios habrá dicho alguna vez que es bueno que la gente cante... aunque sea bien.
Y ¿a quién se le ocurre viajar hacia Valencia un sábado de Agosto por la mañana?



4
De: Akin Fecha: 2006-08-27 12:32

:D

Encima rumba... por lo menos fuese un aprendiz de cantante lírico.



5
De: Crystal Fecha: 2006-09-02 15:24

Jejeje, la fauna y flora autóctona siempre es sorprendente ;)



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.80.10.30 (79e3d8aac5)
Comentario

Ir Arriba


La Biblioteca de Babel (Header)

Enlaces

Archivos
Relatos
Cuadros de Adela Calatayud
Correo de Babel

Feed:
RSS

Últimos Comentarios

  • Maria diaz gomez en La voz de Jeremy Brett
  • Pablo Vásquez en Zafiro y Acero
  • Anónima en Algo termina, algo comienza
  • Armeris en Algo termina, algo comienza
  • Boromir en Algo termina, algo comienza
  • Moria en Algo termina, algo comienza
  • juncal en Espera (para @Divagacionistas)
  • Bonifacio Álvarez en Espera (para @Divagacionistas)
  • Daurmith en Espera (para @Divagacionistas)
  • Bonifacio Álvarez en Espera (para @Divagacionistas)
  • Ir a:

    Mi Barrapunto
    STE
    Homo Webensis
    ARP
    El Paraíso de las
    Matemáticas

    Proyecto Gutenberg
    BLOGALIA
    FoldingAtHome
    La Biblioteca de Babel II


    Bitácoras majas:

    Una cuestión personal
    Cuaderno de bitácora
    Taller literario
    Por la boca muere el pez
    Paraphernalia
    Batiburrillo
    Cadenas bien formadas
    El fondo del asunto
    Karl en el País
    de los Mentirosos

    El Paleofreak
    Fa.Brizio.Info
    A Contraluz
    Magonia
    pjorge.com
    Aaiunea
    Uno por uno...
    La Guarida del Dragón
    Círculo Escéptico
    Pharyngula
    Mekatharra
    Casino y Furcias
    xkcd
    Curioso pero Inútil

    ¡Mis listas de los deseos!
    Amazon.com
    Amazon.co.uk

    Blogalia

    Blogalia

    [Comunidad de la Plumilla]

    IBSN: Internet Blog Serial Number 12-02-1809-05