Inicio > Historias > Llamando a todos los gnósticos
~ 2002-01-11

Mientras la histeria colectiva se adueña de la gente con el follón de las antenas de Valladolid, aquí en Corvallis, en pleno campus, y en mi propio edificio (¡qué desfachatez!), algún atrevido ha osado poner carteles llamando a filas a todos los gnósticos que sin duda se escondían, melancólicos, por los rincones. El motivo: reunirse con alegría y buenas vibraciones y fundar una Sociedad Gnóstica según las enseñanzas de Silvia Brown. La criatura firma como optimysthic en su dirección de correo, y si eso no fuera bastante para poner los pelos de punta a Satanás, el hecho de que alguien pueda tomar en serio a Silvia Brown, y encima lo diga en público, y encima lo tenga que ver yo, señala sin duda la tercera trompeta y el final de los tiempos. O algo.

Ah, claro, es que vosotros no conocéis a Silvia Brown. Esa suerte que tenéis. A su lado, Aramís Fuster es un prodigio de educación, sutileza, buenas maneras, fino ingenio, gusto, e inteligencia. Esta, por así decir, dama, sabe de gnosticismo lo que yo de macroeconomía. En realidad, no sabe nada. Sus libros son un batiburrillo aburrido, inconexo, sosón y plagiado de un montón de tonterías de la Nueva Era y otro montón de sensiblerías ñoñas y sin gracia medio inventadas y medio copiadas de guiones de películas malas de sobremesa de las que pasan por Antena 3. Tiene el descaro de atribuirse milagrosos poderes psíquicos que le han permitido resolver complicadísimos casos de desapariciones y asesinatos. Lo cual es mentira. Dice que habla con los muertos, y debe hablar con los muertos más aburridos de la historia, porque todos dicen lo mismo y además mal. Es un pingajo de mujer que vive (muy bien por cierto) del cuento. Y como es lógico, tiene un montón de seguidores que la adoran y se pelean con cualquiera que diga la décima parte de las cosas que yo acabo de decir. Así que encontrarme con el cartelito en cuestión no ha sido el mejor momento del día, no. Pero bueno, siempre da para algún buen desahogo.

Y sí, ya lo sé: los comentarios han desaparecido. Tranquilos, están de obras para arreglar no sé qué cosa, y volverán a estar disponibles mañana como muy tarde.


Comentarios (0)
Enviado por Daurmith el 2002-01-11 a las 16:59


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://daurmith.blogalia.com//trackbacks/3560

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.167.253.186 (f02b049600)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Ir Arriba


La Biblioteca de Babel (Header)

Enlaces

Archivos
Relatos
Cuadros de Adela Calatayud
Correo de Babel

Feed:
RSS

Últimos Comentarios

  • Lylian en La voz de Jeremy Brett
  • El buen finlandes en Espera (para @Divagacionistas)
  • Alicia en La voz de Jeremy Brett
  • María Del Mar Márquez en La voz de Jeremy Brett
  • Maria en La voz de Jeremy Brett
  • María Del Mar Márquez en La voz de Jeremy Brett
  • Maria diaz gomez en La voz de Jeremy Brett
  • Pablo Vásquez en Zafiro y Acero
  • Anónima en Algo termina, algo comienza
  • Armeris en Algo termina, algo comienza
  • Ir a:

    Mi Barrapunto
    STE
    Homo Webensis
    ARP
    El Paraíso de las
    Matemáticas

    Proyecto Gutenberg
    BLOGALIA
    FoldingAtHome
    La Biblioteca de Babel II


    Bitácoras majas:

    Una cuestión personal
    Cuaderno de bitácora
    Taller literario
    Por la boca muere el pez
    Paraphernalia
    Batiburrillo
    Cadenas bien formadas
    El fondo del asunto
    Karl en el País
    de los Mentirosos

    El Paleofreak
    Fa.Brizio.Info
    A Contraluz
    Magonia
    pjorge.com
    Aaiunea
    Uno por uno...
    La Guarida del Dragón
    Círculo Escéptico
    Pharyngula
    Mekatharra
    Casino y Furcias
    xkcd
    Curioso pero Inútil

    ¡Mis listas de los deseos!
    Amazon.com
    Amazon.co.uk

    Blogalia

    Blogalia

    [Comunidad de la Plumilla]

    IBSN: Internet Blog Serial Number 12-02-1809-05