~ 2015-02-21

Dicen, y tienen mucha razón, que lo mejor que puedes hacer para escribir es no dejar de escribir. Dicen también, y tienen todavía más razón, que si empiezas algo debes terminarlo. Yo llevo tiempo sin mover los dedos en ficciones y me noto tiesa y oxidada, y para empezar a remediar esto no hay nada como dejar vagar un rato la mente y escribir cuentos. No gran cosa, no necesariamente revolucionarios, pero se trata de empezar a escribir algo y luego terminarlo. Y da igual que no sea muy bueno, porque la cosa es empezar y terminar. Y luego empezar otra cosa, y terminarla. Y así van ocurriendo cosas.

Podría no poneros este cuento aquí; podría guardármelo en el Scrivener. Pero las cosas están para ser usadas, y los relatos para ser vistos. Para bien o para mal. No tengo prestigio que perder, de todos modos, así que aquí está.


LOS TRES DRAGONES



Bajo Valencia viven tres dragones.

Poca gente sabe esto porque poca gente recuerda; es fácil hacer que algo se olvide, no tan fácil hacer que se recuerde. Pero esto es verdad: bajo Valencia viven tres dragones y nadie lo sabe.

El primer dragón, y también el más grande, es un dragón de piel gris y dura como la piedra. Vive medio enroscado bajo la Plaza del Ayuntamiento, con la cabezota mirando hacia San Vicente. Ya era viejo cuando los romanos vinieron y se asentaron en la tierra cenagosa e insalubre, y estaba cansado. No quería luchar contra los viejos soldados que construían casas y cavaban huertecitos en la pequeña isla entre dos brazos del Turia, así que se echó a dormir y dejó que la ciudad lo cubriera como un sarcófago.

Pero no está muerto. De vez en cuando, a lo largo de los siglos, rebullía en la primavera. Cuando un dragón de Valencia se mueve no tiembla la tierra. Tiembla la gente. Se siente rara, como si le hubieran sacudido el cerebro dentro de la cabeza, como si la gravedad hubiera dado un hipo. Cuando el dragón de Valencia se movía la gente se sentía inquieta y salía a la calle, a mirar al cielo. Y tras algunos siglos sin moverse la gente de Valencia se inquietó y ahora lo despierta cada año con el trueno melodioso de las mascletàs, para sentirlo removerse un poco y recobrar el agradable vértigo de su presencia. Aún hoy si vas en Fallas y te quedas a la mascletà y tienes suerte, puedes sentir cómo se estremece a tu alrededor. Otros pueblos quieren aquietar a sus dragones; sólo Valencia quiere despertarlos.

El segundo dragón vive, y uso la palabra con justeza, bajo la Lonja. No es un secreto: esculpieron su cabeza en la fachada principal, emergiendo violentamente de la roca, junto a un dintel que ya no existe. Es motivo de una leyenda de la época árabe, pero lo único real de esa leyenda es el dragón.

Este dragón no está dormido: está quieto. Los cimientos de Valencia son cimientos de agua y lodo, líquidos y fugaces y brillantes como la luz de sus inviernos. Este dragón seguía el curso inquieto del Turia, pero vio la Lonja y le gustó tanto que se aposentó bajo ella para ser sus cimientos. Por eso el edificio respira tanta calma, porque se siente seguro sobre el cuerpo largo y fuerte de su dragón. Los valencianos ven el dragón todos los días en la fachada de color bizcocho, pero no saben qué significa; no saben que si algún día el dragón se enfadara se llevaría consigo el bosque de palmeras de piedra y la alucinada zoología de las molduras de la Lonja. Porque olvidar es fácil y recordar, difícil.

El tercer dragón no está quieto ni dormido. Es un dragón joven que llegó en verano durante la invasión francesa a principios del XIX, un dragón de aire que se hundió en la tierra como una flecha en la carne y gozó del fresco subsuelo, vibrante por el paso de las botas militares. Desde entonces ronda entre las acequias y los ríos subterráneos de Valencia, estropea el metro y duerme bajo aparcamientos subterráneos, entreteniéndose en hacer saltar las alarmas de los coches. Últimamente le gusta mucho la Avenida del Oeste, y los vecinos de Barón de Carcer han sentido sus idas y venidas en forma de vibraciones que traen loco al Ayuntamiento. Los técnicos están estudiando el problema. La Universidad también. Pero les va a ser difícil solucionarlo porque han olvidado que hay un dragón que vive bajo Valencia, junto a otros dos; y recordar es difícil.

Así que si sientes temblar el suelo, o si de repente sientes un vuelco por dentro, como si una brisa fresca te hubiera acariciado las células, y miras a tu alrededor mientras paseas por Valencia, no te preocupes: es que has pasado cerca de uno de sus dragones, y has empezado a recordar.


P.S. Este relato está dedicado a @DrClydeZaius, que hoy es su cumpleaños. Se merece eso y más.


Comentarios (16)
Enviado por Daurmith el 2015-02-21 a las 20:29


~ 2014-09-05

Ya sé que últimamente este blog parece existir Ad maiorem flavo tunicam gloriam, pero tened paciencia conmigo; es que me lo sigo pasando muy bien, entre ataques de spam en Twitter y cotillear los (increíblemente amables y fantásticos) comentarios que el ebook está recibiendo en Amazon.

Precisamente eso me lleva a que, en un arranque de optimismo suicida en Twitter, comenté que si llegaba a vender 200 ejemplares en la tienda Kindle de Amazon añadiría un drabble a la historia. Los que aún seguís este blog (ambos, quiero decir) ya sabéis que me gustan los drabbles, así que no era exactamente un gran sacrificio, pero chssst, disimulad.

Ahora que el ebook ha superado los 200 por 12, y que Amazon por fin ha actualizado el manuscrito con los cambios que le envié, los que hayáis comprado la edición Kindle (para leer en cualquier lector Kindle, físico o virtual) no tenéis más que actualizarlo o dejar que las actualizaciones automáticas hagan su trabajo. Si el formato de Kindle os da urticaria, tenéis dos opciones: o me pedís el epub (y lo tendréis rápidamente) o bien leéis aquí los drabbles, porque paso a copiarlos. No es que contengan spoilers, en realidad, pero si no has leído La Aventura del abrigo amarillo me pregunto: ¿qué haces leyendo los extras del final, persona insensata? ¡Corre a leer la historia! (mirada muy fija muy fija).

En todo caso pensé que un drabble era poco; como eran 200 ejemplares, son 200 palabras más. Aquí las tenéis, para bien o para mal:

MRS. WATSON


—¿Mary?
—¡John! —Mary Watson, née Morstan, se detiene a medio camino escaleras abajo y mira a su marido, que se está quitando despacio el abrigo.
—Buenos días, querida. Lamento haber tenido que ausentarme. ¿Recibiste mi nota?
—Recibí un cable del señor Holmes —dice Mary— diciendo que volverías hoy.
—Eso es. No estarías preocupada, ¿verdad?
—Si Holmes dice que volverás a casa —dice Mary, despacio—, sé que volverás.
—Claro que sí —Watson mira vagamente hacia la cocina—. ¿Hay algo de comer?
Mary asiente, casi sonríe.
—Enseguida te llevo algo. John…
—¿Sí…?
—Dale las gracias a Holmes. De mi parte.


Y el otro...

MR. HOLMES


La policía ha dejado Baker Street, Watson se ha ido, y Holmes mira sin ver la mesa cubierta de mapas y papeles. Ahora todo es cuestión de tiempo y de trabajo tedioso, más adecuado para Scotland Yard.
Mycroft aún no ha enviado a nadie a recoger el abrigo. Holmes lo recoge y lo mira durante algunos segundos. Se ha convertido en un feo trozo de tela sin misterio alguno. Holmes lo arroja violentamente a un rincón. Luego abre un cajón de su escritorio y extrae de él una cajita plana. Al cabo de unos instantes, la abre despacio.


¡Y (que nunca se me olvide) más gracias por toda la amabilidad que estáis demostrando a una autora marginoinfinitesimal!


Comentarios (3)
Enviado por Daurmith el 2014-09-05 a las 15:13


~ 2014-07-08

¡Ha pasado una semana (y un piquito) desde que "La aventura del abrigo amarillo" apareció en Amazon! Ha sido una semana muy chula durante la que me he llevado alegría tras alegría. He pensado que, aparte de deciros lo contenta que estoy, os interesarían algunos datos sobre qué le pasa a un relato breve de una autora desconocida en el proceloso mundo de la autoedición electrónica.

Lo que sigue son datos, ojo. La valoración emocional viene luego.

Objetivamente hablando, en ventas ni se ha notado: una gotita de agua en un mar de ediciones. Llegó a un digno puesto 17 en los más vendidos el primer día y luego fue cayendo hasta no estar ni siquiera en los 100 más vendidos. En el momento de escribir esta entrada está en el puesto 145 de los libros de pago en la tienda Kindle, en el 15 de ebooks de acción y aventura, y en el 35 de policíaca, negra y suspense. Todo ello previsible, y mucho mejor de lo que esperaba yo.

Este es el desglose de venta por días: el primer día se vendieron 57 unidades, luego hubo dos días seguidos en los que se vendieron 20, el viernes pasado bajó a 6 unidades, el sábado 7, domingo y lunes 6, y hoy lleva 3.

Sí que ha atraído comentarios: ¡once, nada menos!, y todos ellos positivos y tremendamente amables (estoy en una media de 4.9 estrellitas sobre 5, a todas luces fruto del aprecio de la gente más que de la calidad del relato). Debo confesar que aunque adoro todos y cada uno de ellos, mi comentario favorito es el de Cerebro. Porque lo del espíritu de Sherlock Holmes me ha llegado a la patata.

En Goodreads tampoco le ha ido nada mal: 16 personas lo han calificado, la media es de 4.5 sobre 5, y han escrito 5 reseñas también amabilísimas. Hay comentarios positivos sobre los extras, de modo que me siento un poco menos culpable por haberlos publicado, ejem.

¿Qué quiere decir todo esto?

Quiere decir que, primero, estoy muy contenta con cómo ha ido la experiencia de publicar un ebook en Amazon. Con los números en la mano, no ha tenido repercusión alguna, pero he aprendido muchas cosas y además he descubierto que hay gente muy buena ahí fuera que está dispuesta a comprarse un ebook en un formato que no puede leer sólo porque creen que merece la pena pagarme un euro por el relato (luego se lo pasé yo en un formato que sí podían leer, tranquilos).

Quiere decir también que sin cierto apoyo de alguien más metido en el mundillo, la difusión que alcanzará tu ebook es poca tirando a nula; si no tienes una edición en papel, o una editorial que le dé bastante escaparate, o alguien con mucho peso específico en redes sociales que lo publicite, tus propias fuerzas (y las mías son muy limitadas) no alcanzan para difundir mucho el libro. Tras una semana dando la brasa en redes sociales yo empiezo a sentirme un tanto incómoda de tanto insistir con que leáis el libro; no quiero ni imaginar cómo estaréis vosotros cada vez que vuelvo con el abrigo de marras. Esto no quiere decir que vaya a parar de haceros publicidad, ojo; solo que será más esporádica, por mi bienestar mental e imagino que el vuestro. Creo que el ebook tiene aún un poquito de recorrido, y quién sabe, quizá vuelva por sus fueros cuando falte poco para que se estrene la cuarta temporada de Sherlock...

En todo caso, millones de gracias por haberme ayudado a aprender sobre ebooks y por haber comentado La Aventura del Abrigo Amarillo, ¡descargable desde Amazon! ¡Por sólo UN EURO (más IVA)! /publicidad /ejemejem


Comentarios (7)
Enviado por Daurmith el 2014-07-08 a las 21:01


~ 2014-07-01

¡Hola!
¿Ya habéis visto lo bastante la portada? No, claro que no, esa portada es demasiado bonita para cansarse de ella. Así que os la voy a pasar otra vez, pero ahora va seguida del relato en formato ebook, descargable desde Amazon.

¡Sí! ¡Por fin! La Aventura del Abrigo Amarillo, recopilada en un práctico ebook para llevar a cualquier parte a la que puedas llevar un ebook. La verdad es que no sé qué decir, salvo que en otro post os contaré los detalles de la génesis del engendr... de esta chulada. Y que por favor le echéis un vistazo.

Es mentira, sí sé que decir: ¡YUPIIIIIIIIIIIIIIIIII!

Ejem.

Pero tendréis preguntas, claro. Adelante:

¿Qué es esto?
Esto es el ebook de un relato que publiqué aquí mismo por entregas hace un par de meses. Lo he convertido en un ebook muy bonito y lo he subido a Amazon para que os lo descarguéis si queréis. Cuesta un euro. Más IVA.

¿Y me vas a cobrar por algo que he leído gratis aquí?
Bueno, si no quieres no, claro. Sigues teniendo el relato en el blog y si lo quieres gratis en un solo archivo también te lo puedo pasar si me lo pides (de manera maja) por aquí o por Twitter. Pero me haría ilusión ver algo de movimiento del ebook en Amazon. Tengo curiosidad por saber si la gente pagaría algo, aunque fuera poco, por leer algo escrito por mí.

¿No te parece que un euro (más IVA) es mucho por algo que ya está disponible online?
No. De hecho me parece poco. Porque, verás, este ebook no es simplemente el texto volcado a otro formato. Muchas personas se han tomado muchas molestias, y derrochado talento, creatividad y horas, para hacer un ebook muy bonito. Hay quien ha hecho una foto, quien ha maquetado una portada, quien se ha dejado las pestañas revisando el texto y quien ha dibujado una preciosa ilustración interior. Creo que merecen, también, un poquito de cariño. Leed los agradecimientos del ebook y sabréis más.

¿Y si no quiero pagar el euro pero sí tener el ebook?
Insisto: solo tienes que pedírmelo con cierta educación. Te lo enviaré en el formato que quieras. Pero también te pediré que te gastes un euro en algo que ayude a alguien a ser más feliz; ya que no quieres hacerme feliz a mí gastándote el euro del ebook, al menos que otro lo sea...

Vale, me has convencido, déjate de rollos. ¿Dónde descargo el ebook?
AQUÍ:
Amazon.es
Amazon.com
...Y en más punto cosas de Amazon, sólo tenéis que buscarlo.

¿Algo más?
Si te ha gustado el relato, me gustaría que me lo dijeras, en Amazon o aquí o donde más rabia te dé. Si te parece que el ebook ha quedado bonito, ten un recuerdo para las personas que lo han hecho posible.

¡Actualización! Un alma buena ha subido la referencia del ebook a Goodreads. ¡Gracias!


Comentarios (12)
Enviado por Daurmith el 2014-07-01 a las 15:39


~ 2014-06-20

Ya sé que mis aventuras con la creación de ebooks no pasarán a la épica y que os he tenido un poco ayunos de noticias, pero hoy traigo una noticia buena buena del todo.

¡Tenemos portada!

Gracias a una foto maravillosa que hizo @Multimaniaco (como se puede ver) y una maquetación perfecta que se curró Vanessa García (¡decidle lo que mola!), aquí tenéis la que será la portada del ebook de La Aventura del Abrigo Amarillo:



"¿Y el ebook en sí, qué?", imagino que os preguntaréis. Pues va bien; tengo todo lo necesario pero estoy pendiente de una sorpresita que os quiero dar para que la edición esté lo más cuidada posible y os haga pensar que el euro que os gastaréis en bajarla de Amazon merecerá la pena. Por lo que estoy viendo, el trabajo de @Multimaniaco, Vanessa, María (la correctora) y Luis (el de la sorpresita que aún no os voy a contar) vale mucho más que un euro, y deberían estar haciendo cosas para escritores de verdad, pero oye: eso que gano yo.

Esperad noticias en breve. Mientras tanto, os dejo que sigáis mirando la portada tooodo lo que queráis, que no se gasta. ¡Ah! La portada tiene licencia CC BY NC SA.

Y esto es todo desde la editorial-casa de locos que es estos días La Biblioteca de Babel. ¡Seguiremos informando!


Comentarios (6)
Enviado por Daurmith el 2014-06-20 a las 13:57


~ 2014-05-29

Ni idea. Si lo averiguas me lo cuentas.

Llevo unas semanas jugando a ser escritora. Que es en realidad lo que me molaría hacer por dinero, pero claro, en el contexto actual (y en el pasado, y en el futuro) vivir de la escritura está plagado de dificultades. Empecemos por analiz[DETECTADA PARRAFADA DE COSAS QUE YA SABEMOS TODOS. EL SISTEMA AUTOMÁTICO ANTISPAM DE ESTE BLOG LA HA REEMPLAZADO POR ESTA FOTO DE UN GATITO].

Ejem. Como iba diciendo. Lo último que ha aparecido en este blog ha sido La Aventura del Abrigo Amarillo. Y habéis sido todos tan amables al respecto que me habéis subido el ego y hecho pensar que si la publico en formato de libro electrónico algunos hasta la descargaréis. Así que llevo algún tiempo zascandileando por diferentes páginas, tutoriales y foros, intentando saber cómo de difícil es, y cuánto compensa, poner a vuestra disposición un archivo epub, mobi o pdf, a elegir, con el relato completo y en un formato más o menos cuidado.

La respuesta, de momento, sigue siendo “ni idea” más que nada porque no he podido pararme delante del relato el tiempo suficiente para hacer algo con él. Pero sí que divagaré un poco al respecto porque, ya que habéis ido viviendo la publicación del relato semana a semana, de paso os cuento la génesis del ebook. O más bien el intento de génesis, por el momento.

Yo creía que sería más o menos así:

1. Abrir el proyecto de Scrivener que contiene el relato.
2. Seleccionar las partes del relato que no son descartes, documentación ni metadatos.
3. Darle a uno de los botones mágicos™ de Scrivener.
4. ???
5. Profit!

Pero está siendo más o menos así:

1. Abrir el proyecto de Scrivener que contiene el relato.
2. Mirarlo mucho rato haciendo click en partes al azar.
3. Abrir una pestaña del navegador y teclear en Google “Cómo publicar un ebook”.
4. Mirar los tres primeros enlaces. Hacerse un lío.
5. Tocar una cosita de los metadatos del proyecto de Scrivener.
6. Forzarse a leerse entero un tutorial de cómo publicar un ebook en Amazon.
7. Cambiar los colorines de las secciones del proyecto de Scrivener.
8. Darse cuenta de que hace falta tener al menos una portada bonita.
9. Entrar ansiosamente en Twitter y dejar caer indirectas poniendo caras de pena hasta que alguien majo en tu TL se apiada de ti y te ofrece ayuda.
10. Hacerse un café porque te lo has ganado. Bueno, tú no, pero te lo haces igual, porque aquí estás tú y no la gente maja de tu TL de Twitter.
11. Seguir haciendo como que lees tutoriales en internet mientras abres otra pestaña y miras TV Tropes subrepticiamente.
12. Ha pasado una semana y el ebook no ha salido.
13. Preguntarse por qué. Mirar más TV Tropes.
14. ???
15. Profit!

En todo caso creo que si este fin de semana no pasa ninguna de las cosas que me han pasado esta semana y que incluyen andar dos kilómetros bajo un aguacero, romper un coche y dejar confuso a un carpintero, veremos progresos. O al menos yo los veré y me acordaré de contároslos. Justo cuando no estéis mirando.


Comentarios (12)
Enviado por Daurmith el 2014-05-29 a las 15:09


~ 2014-04-23

Bueno, pues seis semanas y 16.000 palabras después, se acabó La Aventura del Abrigo Amarillo. A modo de curiosidad os diré que entre descartes, escenas eliminadas, notas, sinopsis, correciones y demás, hay más de 70.000 palabras en el proyecto de Scrivener de este relato. Por si os creíais que estas cosas se hacen como quien bate un huevo; pues no. Pero han sido frustraciones muy divertidas en general, y los nervios de empezar a publicar desaparecieron en cuanto empezasteis a ser tan majos como habéis sido todo este tiempo.

Como por mi parte considero que ya os he dado bastante la tabarra, hasta que salga el relato recopilado en ebook (tardará un poquito) vamos a dejar a Sherlock Holmes tranquilo. Así que os dejo el último extra.

Lo primero, el índice del relato por si lo queréis revisar:

Trailer del relato.

Capítulo Primero: Una visita a Baker Street.

Capítulo Segundo: El abrigo amarillo.

Capítulo Tercero: El East End.

Capítulo Cuarto: Intrusión.

Capítulo Quinto: Un plan arriesgado.

Capítulo Sexto: El misterio del abrigo amarillo.

Epílogo.

Y luego aquí tenéis... Bueno, otra cosa. ¡Ojo: spoilers!.


La Aventura del Abrigo Amarillo: Tomas Falsas



WATSON y la SEÑORA HUDSON en Baker Street.

SRA. HUDSON: ¿Ocupado? ¡Más bien parece estar…!

WATSON: ¡Atchís!

SRA. HUDSON (sin perder comba): … resfriadísimo.

WATSON intenta seguir con la escena, pero no puede contenerse y se echa a reír.

DAURMITH: ¡Corten!

***


HOLMES y WATSON en Baker Street.

HOLMES: Usted es zurdo.

WATSON: Diestro.

HOLMES: Generalmente esto no sería motivo de extrañ… ¿Qué?

WATSON: Soy diestro, Holmes.

HOLMES: Joder, qué empanada lleno. Vale. Vale, diestro. A ver, ¿repetimos?

DAURMITH: Más bien sí…

***


WATSON da un trago de jerez y lo escupe enseguida, atragantándose.

DAURMITH: ¡Corten! Holmes, ¿qué le ha puesto a Watson en el Nestea?

WATSON (ahogándose): ¡Tabasco! ¡Lo matooo!

Se oye a HOLMES partirse de risa fuera de plano.

***


HOLMES: La ha retorcido usted entre dos tobones… Ay, no.

WATSON se echa a reir.

HOLMES: Botones, quería decir botones. Perdón, repito, repito.

WATSON (con dulzura): ¿Un traguito de jerez para aclarar la garganta, Holmes?

HOLMES intenta contenerse pero al final se le escapa la carcajada. Se oye a DAURMITH decir al fondo “No, déjalos, si ya no vamos a hacer nada de provecho hoy…”

***


WATSON: Me di cuenta de que el abrigo no era suyo, como usted dice, porque hay signos evidentes en las mangas de que el abrigo se llevó durante bastante tiempo arremangado, para ajustarse a los brazos más cortos de mi paciente. Del mismo modo vi que… que…

DAURMITH: ¡Corten! No pasa nada, otra vez.

WATSON: ¿Cómo puede usted recordar estas parrafadas, Holmes?

***


HOLMES (preocupado): ¿Me dice que no le atacaron físicamente?

GEORGE BULL aparece en plano con cara de pillo y le da a WATSON con un martillo de juguete en la cabeza. HOLMES, WATSON y BULL se echan a reir.

DAURMITH: Coooorten…

***


WATSON examina el cadáver de WEIR. De pronto el cadáver se levanta y le da un besito a WATSON en la nariz. WATSON se cae de culo, desapareciendo de plano. Risas.

DAURMITH: A ver si podemos acabar esta escena antes de mañana, por favor… ¡CORTEN!

***


WATSON encerrado en el sótano, ensayando unos pasitos de claqué.

***


HOLMES: La carta de Herr Martius desde Ludshiw… Luschfig… Ludwigsh… Nononono, que puedo, espera, a ver… Lud-wig-sha-fen ¡TOMA YAAAA!

DAURMITH: Corten. Repetimos.

HOLMES (desolado): ¿Cómo que repetimos? ¡Si me ha salido…!

DAURMITH: Repetimos.

***


HOLMES (leyendo el guión): ¿Esto de la reacción de diazotación qué es?

DAURMITH: Bueno, eeeeh… es una reacción química queee… El grupo diazonio… Pa tintes, y eso.

HOLMES: Pues sí que estamos bien. ¿Puedo decir otra cosa?

DAURMITH: No.

***


HOLMES: Especialmente uno llamado “Dinámica de un asteroide”.

WATSON: Ostras, lo conozco, es genial. Los cálculos de dinámica orbital son fabulosos.

HOLMES: …

DAURMITH: No, Watson, no lo conoces.

WATSON: Que sí, que lo leí el otro día en el Metro.

DAURMITH: Según el guión no tienes ni papa de quién es Moriarty hasta “El Problema Final”.

WATSON: Ya, pero…

DAURMITH: Que no. Otra vez. Y cíñete al guión.

WATSON (masculla): Luego no querrás que me tomen por tonto, claro…

DAURMITH: ¿Qué?

WATSON: No, nada. Vale. Otra vez.

***


WATSON y HOLMES en el sótano, practicando un dúo de claqué.

***


HOLMES: ¿Ludwig…waffle?

***


WATSON: ¿Y si en lugar de Holmes entrando en el sótano me escapo yo y peleo con todos y los derroto y llega Holmes y se queda flipao?

HOLMES: Sí, hombre, claro…

WATSON: ¿Qué pasa, no te crees que pueda con todos o qué?

HOLMES: A ver, tienes una pierna mala, un hombro malo, no te entrenas como yo…

WATSON: ¿Entrenarme en qué, en ayunar y chutarme?

DAURMITH: A ver, haya paaaaz…

***


HOLMES, WATSON y GREGSON en el sótano, haciendo un trío de claqué.

***


DAURMITH: Vale, ahora hacemos la escena en la que Holmes ve que hay intrusos en Baker Street, trepa por la fachada, entra dando una patada voladora por la ventana, se cuelga del candelabro, triple voltereta, puñetazo al plexo solar de Bull, llave estranguladora a Hart, otra voltereta, luego arranca dos patas de una silla y las usa como porras para…

GEORGE BULL: ¿Cómo que puñetazo?

EDWARD HART: ¿Cómo que llave estranguladora?

HOLMES: ¿Que haga QUÉ? ¿Te has vuelto loca?

DAURMITH: No, está todo escrito aquí, mirad, me salió una escena chulísim…

HOLMES: Casi que esta escena la quitamos. Se la cuento a Watson y ya.

BULL: Sí, rompe el ritmo.

HART: Altera la estructura, y no es coherente con la ambientación.

DAURMITH: Pero…

HOLMES, BULL y HART (a la vez): La quitamos.

DAURMITH: Jooo…

***


HOLMES, WATSON, GREGSON y todo el reparto del relato montan un número de baile en el sótano con coreografía, luces y efectos especiales. Los agentes de policía forman una banda musical enérgica y sorprendentemente buena.

DAURMITH: Oye, ya vale. Que hay que seguir. Va, que tenemos muchas escenas aún. ¿Volvemos al trabajo? ¿Holmes? ¿Chicos…? ¿Alguien…?


FIN (ahora sí)


Y con esto, personas majas de Twitter, Facebook y este que lo es su blog, dejamos por el momento el Londres victoriano y Baker Street hasta que vuelvan a entrarme ganas de meterme en un fregao similar.

Os recuerdo también que habrá una versión para ebook del relato recopilado con (esperemos) alguna sorpresa más, y que en cuanto esté lista la tendréis disponible para descargar en tantos formatos como sea capaz de aprender a generar yo. No antes de mayo porque tengo un par de cosas que me van a robar tiempo, y porque no depende solo de mí. Mientras tanto, mi Twitter es vuestro Twitter para todo lo que queráis: @Daurmith, a vuestro servicio.



Good night, and good luck.


Comentarios (16)
Enviado por Daurmith el 2014-04-23 a las 23:13


~ 2014-04-21

El relato ha terminado, y no me puedo resistir a dejaros un pequeño epílogo. Porque me apetecía. No tiene relevancia para el resto de la historia, que aguanta perfectamente sin él, pero siempre me ha hecho ilusión lo de los epílogos así que venga: aquí hay uno.

Y ya que estamos, un índice del relato completo:

Trailer del relato.

Capítulo Primero: Una visita a Baker Street.

Capítulo Segundo: El abrigo amarillo.

Capítulo Tercero: El East End.

Capítulo Cuarto: Intrusión.

Capítulo Quinto: Un plan arriesgado.

Capítulo Sexto: El misterio del abrigo amarillo.

Y ya para rematar del todo...


EPÍLOGO

El lector curioso quizá sienta interés por saber que los esfuerzos de Holmes por ayudar a su país no tuvieron, después de todo, resultado positivo. Aunque Mycroft se hizo con el abrigo y el secreto del nuevo tinte, ello no bastó para ganar la carrera ante los constantes y revolucionarios avances de la industria alemana, que mantuvo su liderazgo durante muchos años. La Badische Anilin und Soda Fabrik se convirtió en un gigante industrial y diversificó sus actividades. Hoy día sigue siendo una de las compañías más potentes del mundo(*).
George Bull y Edward Hart habían sido contratados por un colega de Peabody que trabajaba en su mismo laboratorio: un hombre llamado Karl Stiefel, que quería apoderarse del secreto del tinte para su propio enriquecimiento personal. Sabía que Peabody había descubierto algo importante y cuando Peabody desapareció suspuso de inmediato la razón. Pero Peabody nunca llegó a Londres: él y Frank Weir habían intentado alcanzar Francia a través de los Alpes por una ruta poco frecuentada. Durante el duro viaje Peabody cayó enfermo y murió. Así frustrados sus planes de hacerse rico rápidamente, Weir se llevó a Londres el abrigo, ignorante de su secreto, y allí hubiera quedado todo de no haber sido por el ingenio criminal de un hombre y la inteligencia de otro.
Tal como Holmes había vaticinado, George Bull pasó su vida entrando y saliendo de diferentes prisiones por crímenes más o menos serios. Años después del caso del abrigo amarillo, la prisión de Dorset realizó un registro fotográfico de sus presos, que me fue permitido consultar por circunstancias que no vienen al caso. Y cuál fue mi sorpresa al encontrar dos rostros familiares mirándome:


George Bull
George Bull, en prisión de nuevo en 1894


Edward Hart
Edward Hart, condenado a 6 semanas
de trabajos forzados en 1894



(*) Más conocida en nuestros días por BASF (N. de la Ed.)


En el siguiente ¡extra, extra! del relato habrá ¡números! Fascinante, ¿eh? Probablemente el miércoles estará porque mañana estoy todo el día de viaje.


Comentarios (9)
Enviado por Daurmith el 2014-04-21 a las 21:43


Ir Arriba


La Biblioteca de Babel (Header)

Enlaces

Archivos
Relatos
Cuadros de Adela Calatayud
Correo de Babel

Últimos Comentarios

  • Daurmith en Recordando
  • Kalonauta en Recordando
  • jj en Recordando
  • Daurmith en Recordando
  • Crystal en Recordando
  • Daurmith en Recordando
  • Carles en Recordando
  • Devils (aka DrZaius) en Recordando
  • Daurmith en Recordando
  • jj en Recordando
  • Ir a:

    Mi Barrapunto
    STE
    Homo Webensis
    ARP
    El Paraíso de las
    Matemáticas

    Proyecto Gutenberg
    BLOGALIA
    FoldingAtHome
    La Biblioteca de Babel II


    Bitácoras majas:

    Una cuestión personal
    Cuaderno de bitácora
    Taller literario
    Por la boca muere el pez
    Paraphernalia
    Batiburrillo
    Cadenas bien formadas
    El fondo del asunto
    Karl en el País
    de los Mentirosos

    El Paleofreak
    Fa.Brizio.Info
    A Contraluz
    Magonia
    pjorge.com
    Aaiunea
    Uno por uno...
    La Guarida del Dragón
    Círculo Escéptico
    Pharyngula
    Mekatharra
    Casino y Furcias
    xkcd
    Curioso pero Inútil

    ¡Mis listas de los deseos!
    Amazon.com
    Amazon.co.uk

    Blogalia

    Blogalia

    [Comunidad de la Plumilla]

    IBSN: Internet Blog Serial Number 12-02-1809-05